Guía de limpieza extensa de Beoplay E8

El cerumen puede interferir en la calidad del sonido, por lo que Beoplay E8 debe inspeccionarse y limpiarse con regularidad.

Eliminar el cerumen no es tan difícil como parece. La limpieza de Beoplay E8 puede implicar un poco de ensayo y error, así que empiece siempre con el método más suave.

 

Elementos recomendados para la limpieza:
• Agua tibia
• Un detergente suave; por ejemplo, un detergente líquido
• Toallitas húmedas con alcohol
• Mondadientes
• Peróxido de hidrógeno
• Un cepillo de dientes
• Aceite mineral
• Bastoncillos de algodón
• Kit de limpieza de audífonos (opcional)
• Paño suave y seco

 

¡Nota!

Si usa alcohol isopropílico al 70 % o toallitas desinfectantes, puede limpiar suavemente las superficies duras y externas de los auriculares. No debe usarse en ninguna parte interna ni en almohadillas de espuma o silicona.
Evite el uso de lejía, la humedad en cualquier abertura y la inmersión de los auriculares en un producto de limpieza. 

 

Paso 1: Limpie las almohadillas
Retire las almohadillas de Beoplay E8 y lávelas con agua tibia y un poco de detergente líquido o gel de baño para bebés. Ambos productos están específicamente formulados para romper la materia biológica. Aclare bien las almohadillas y deje que se sequen completamente antes de volver a colocarlas en Beoplay E8.
 

Paso 2: Limpie los audífonos
Limpie los audífonos con el tipo de toallitas humedecidas en alcohol que se encuentran en los botiquines de primeros auxilios. Esto eliminará los gérmenes o bacterias que puedan haberse acumulado. Séquelos con un paño suave y seco.
 

Paso 3: Elimine el cerumen
1. Extraiga el cerumen visible que se haya acumulado en el audífono con un mondadientes o una aguja. Tenga mucho cuidado de no introducir el cerumen en el tubo.

2. Aplique unas gotas de peróxido de hidrógeno (con una concentración del 3 % o inferior) en un cepillo de dientes y páselo suavemente por el cerumen de Beoplay E8. Déjelo reposar durante cinco minutos mientras la acción burbujeante desprende el cerumen. Retírelo con una toallita humedecida en alcohol.

3. Aplique aceite mineral en un bastoncillo de algodón y unte el aceite ligeramente sobre el cerumen. El aceite disuelve la cera, por eso se recomienda el uso de aceite mineral en los oídos. Una vez que se haya ablandado, límpielo con una toallita humedecida en alcohol.

Los pasos anteriores deberían eliminar la mayor parte del cerumen y permitir que el sonido llegue por completo a sus oídos.

También puede resultarle útil nuestro vídeo de instrucciones de limpieza:




Le ofrecemos asistencia las 24 horas del día, los 7 días de la semana.